LA "RESURRECCIÓN" DEL VALERO